Ahora mismo estoy viendo la fecha de la última entrada y me avergüenzo de no haber publicado ni una sola entrada desde finales de julio del año pasado… ¡Medio año sin decir nada! Aunque, siendo sinceros, seguro que ahora prometería ser más constante, pero al final no lo sería, así es la vida. Sin embargo, ha sido por un bueno motivo: no he parado de trabajar desde entonces. Así que ahora, a primeros de febrero, sería bueno hacer un repaso de lo que ha sido el 2018 para un servidor.

Debería empezar hablando de los dos proyectos en los que me he metido hasta el cuello con ellos, uno más personal y otro colaborando con un excelente equipo. Tras la despedida de Action Tales, en la que colaboré durante casi tres años sin descanso, y con un buen fondo de relatos basados en personajes populares, ni corto ni perezoso, me saqué de la manga Mocktales #101, un modesto blog de relatos en los que dar rienda suelta a todo aquello que me gustaría ver en el cine o en las páginas de los cómics. Concretamente, después de publicar un relato de Star Wars y otro de Star Trek, me he centrado, sobre todo, en Marvel, creando un pequeño «UCM» propio, con relatos de Iron Man y los Vengadores. Además, los relatos han sido recopilados y editados en formato PDF y ePub para que todos aquellos que no les guste leer online, puedan hacerlo dónde quieran. A pesar de que me ha gustado meterme en este «fregao», debo admitir que es agotador, por lo que seguramente este Universo Marvel personal tendrá su final este 2019, con relatos sobre Wonder Man, Hulka, Doctor Extraño y alguno más de los Vengadores, todo para dar coherencia a todo lo que empecé a escribir en 2015. Además, también está a punto un relato One-shot sobre… —redoble de tambor— ¡Jar Jar Binks! Sí, lo sé, soy un friki sin remedio.

El segundo proyecto en el que me he involucrado, aunque estrictamente nació a finales de 2017, ha sido en 2018 cuando ha tomado forma, y no es otro que la Editorial Lliure Fantraginers. En este pequeño sello editorial sin ánimo de lucro y con la única intención de promover la cultura libre en catalán, sobre todo la cercana al género de la fantasía, la ciencia ficción y el terror —en el que participo como editor, corrector, maquetador y escritor—, ya se han publicado cinco libros y el sexto esta a punto de salir del horno. Como editor me he involucrado en cada uno de los proyectos, pero como escritor tengo que estar muy, pero que muy contento, ya que he participado en la antología de relatos Astralcanães y también en la que está a punto de salir, El Nadal ja no és el qu’era, pero es que además se han publicado dos novelas cortas: Encontre Ancestral —traducción de Encuentro con lo antiguo—, una historia formada por relatos breves y con tintes «lovecraftianos», y Les aventures de l’Intrèpid Mike, la primera entrega de una space-opera protagonizada por un personaje a medio camino entre Han Solo y Zapp Brannigan. Si el anterior proyecto suponía un gran esfuerzo de trabajo este ya ni os digo… Pero bueno, lo hacemos con ilusión y siempre en la medida de nuestras posibilidades, por lo que espero que este 2019 haya espacio para más publicaciones —a parte de la que está a punto de salir— con la mirada puesta en ofrecer un buen producto.

Si por si estos dos proyectos no fueran suficientes, también ha seguido adelante LASDAOALPLAY? que, sin lugar a dudas, es mi pequeño tesoro… mi tesoro… (voz de Gollum). Aunque tengo que admitir que este año ha sido motivador y frustrante a la par. Por un lado, con Xavi Serrano, hemos renovado toda la web, hemos fichado a nuevos redactores que no han fallado y hemos trabajado duro para que, en el 2019, renaciera la colección de libros de la web, con nuevo diseño, mejor contenido —el libro de Kubrick publicado por Carlos Cuesta y el que está macerando de Spielberg de Néstor Company son dignos de las mejores editoriales especializadas—, para tener una web muy pero que muy chula. Ahora bien, también me he dado con el canto en los dientes con un proyecto muy personal e importante para mí, Una historia de película. Mi «gran» idea como historiador fue presentar análisis profundos sobre películas históricas que pudieran ser útiles como fuente histórica válida; esto empezó como un proyecto separado de LASDAOALPLAY?, después lo quise integrar en la web y, finalmente, debido a que no he podido ser constante con ello, se ha devuelto al cajón del que había salido… espero que algún día pueda recuperarlo. ¿Qué depara el 2019? A parte de seguir hablando de lo que nos dé la gana y de publicar Miedo y deseo. Una mirada al cine de Stanley Kubrick de Carlos Cuesta a primeros de enero con un éxito espectacular, estamos trabajando en un libro sobre el cine de Marvel previo al UCM que verá la luz a lo largo del mes de abril, y en el mencionado de Spielberg que está previsto para principios de verano… e, incluso, en el horizonte se vislumbra algo de spaghetti-western, pero no quiero avanzarme más de la cuenta, por si acaso.

En cuestiones relacionadas com mi «carrera» como escritor, la verdad es que no he parado y tengo que admitir que si no he aparecido por esta web, es precisamente por culpa de esto. Para empezar publiqué la novela L’assassí imprevist con Universo de Letras (Grupo Planeta) para que después fuera adaptada por Albert Requena y Montse Bonet para el teatro, estrenándose en la sala Badabadoc del barrio de Gràcia, que dentro de unas semanas volverá a la cartelera teatral de Barcelona en la Sala Fènix. Y la verdad sea dicha, es muy chulo ver tu nombre en el cartel de un teatro, es una cosa extraña y peculiar, y más para una persona como yo que siempre trabajo en solitario frente a una pantalla.

Paralelamente a esto, han visto la luz tres novelas nuevas con el sello Click Ediciones del Grupo Planeta, dos de ellas con un seudónimo que cada vez tengo más ganas de revelar al público, y otra con mi nombre, Morirse es de mal gusto, de la que realmente estoy muy orgulloso ya que ha fue un proyecto complicado que, al final, ha salido ha buen puerto gracias a mi editora. Además, cosas que tiene la vida, las dos novelas que he escrito durante el 2018 verán la luz a lo largo del 2019 con la misma editorial, una más breve e intimista que tuve el capricho de escribir a mano —tonterías que me salen—, y la otra, mucho más larga, donde di rienda suelta a mi amor por París, los museos, la música y las películas de ladrones. Así que, sino hay ninguna novedad, cuando termine el 2019 tendré en mi haber nueve novelas publicadas —tres de ellas con seudónimo— con uno de los grupos editoriales más importantes del mundo, que tampoco es moco de pavo… Ahora solo me falta dar el pelotazo con un best-seller o lo que es aún mejor, un long-seller.

En resumidas cuentas, el 2018 ha sido un año extraño, tengo la sensación de que no he hecho nada, pero no he parado de hacer cosas. Puede que tal vez no haya hecho todo lo que hubiera querido hacer… no lo sé. Por eso, para el 2019, no sé si por cuestiones más personales que profesionales, me he planteado relajarme —solo obligándome a atar pequeños flecos en algún que otro proyecto—, vivir un poco más y mejor, y ver que me depara el destino… vamos a ver si es cierto.

Nota para mí mismo: ¡tienes que actualizar la web!